Realidad Virtual y Personas Mayores

vrpersonasmayores

Se ha planteado la posibilidad de hacer realidad de que sus mayores realicen el viaje de sus sueños? Ya sea conocer ese lugar al que siempre desearon viajar, ver algo que siempre han querido o conocer el país de su familia.

Convertir sueños en realidad… Eso puede hacerlo la Realidad Virtual

Creerás que unas simples gafas de realidad virtual no pueden cambiar el estado emocional de las personas, pero te digo que sí… y mucho. Podrás percibir la felicidad de ellas al poder hacer ese viaje tan soñado y que en sus años de vida no habían podido hacerlo realidad.

La realidad virtual para personas mayores mejora la salud

Y es que la tecnología puede beneficiar a la salud y bienestar de las personas. Estimula su memoria y despierta diversas emociones. Incluso en algunas residencias de mayores ya han implementado la realidad virtual cómo terapia de estimulación cognitiva y rehabilitación neurológica. No está nada mal.

Personal nuestro y del propio centro asistencial los acompañan en cada sesión. Los mayores han podido mejorar sus habilidades motrices, capacidad de atención y conseguir un estado anímico positivo. Todo gracias al uso de esta tecnología.

Pasearse por diferentes sitios de la ciudad y lugares muy conocidos por ellos, han estimulado la recuperación de sus recuerdos y ejercitado su memoria

¿CÓMO AYUDA LA REALIDAD VIRTUAL A MAYORES?

El departamento de Terapia Ocupacional Solera Asistencial, con objetivo de implementar innovaciones en el cuidado de los mayores, hemos aplicado una técnica de realidad virtual durante 6 semanas a 28 usuarios de la Residencia Solera La Vaguada.

Cada residente ha recibido una sesión semanal que incluye la visualización de dos proyecciones más el trabajo realizado después con el terapeuta. El usuario se encontraba en todo momento supervisado por el terapeuta haciéndole preguntas como “¿qué ves?”, “¿qué sientes?” o “¿dónde estás? para poder evaluar los resultados de cada sensación.

Entre las características de este proyecto, destaca la individualización y la personalización de cada sesión, realizando una entrevista previa para conocer la historia de la persona, sus intereses y la evaluación cognitiva y conductual.

Tras en estudio, se ha llegado a la conclusión de que poder cambiar de entorno, visualizar imágenes placenteras o ver animales en una dimensión muy parecida a la realidad, hace que conductas apáticas, de desesperanza o tendentes a la depresión cambien de forma transitoria, hacia un sentimiento de felicidad. Durante las sesiones, la mayoría de los residentes se tranquilizó y decreció la sintomatología relacionada con la ansiedad, influyendo de manera muy positiva en su motivación.

 “Gracias a las gafas de Realidad Virtual, se recrea un entorno seguro en el que las personas mayores pueden mejorar capacidades como la atención, la autoestima y el estado anímico”.

  • Los residentes se sienten más felices, satisfechos y de mejor humor.
  • Las conductas agitadas, agresivas, nerviosas o de ansiedad, cambiaron transitoriamente a un estado más tranquilo.
  • La capacidad de atención, concentración, la memoria a corto plazo o el lenguaje, mejoró considerablemente en el momento de la intervención.

Durante la proyección toda su atención está centrada y focalizada en el estímulo, en lo que ven y sienten, no hay elementos perturbadores que pueden distraerles. Así que cuando termina, recuerdan de manera clara qué han estado viendo y cómo se han sentido. Este recuerdo continúa pasados unos minutos, a diferencia de la estimulación convencional, en la que el recuerdo desaparece en cuanto desaparece el estímulo.

Respecto al lenguaje, sorprende que la mayoría contaran en todo momento lo que veían de forma espontánea y natural.

En definitiva, la realidad virtual tiene ya una enorme trascendencia, no solo por el hecho de que pueda ayudar al diagnóstico y tratamiento de enfermedades propias de la edad, sino por lo que supone para nuestros ancianos: Salir del escenario de la residencia y transportar a nuestros mayores a momentos de su pasado, visitar lugares a los que una vez viajaron o lugares a los que querrían haberlo hecho, cuidar de mascotas sin peligro de desatenderlas por la enfermedad o correr por praderas como no podrían hacer en la vida real.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

don't call us.
we will coconut
you

organic pop up market store is heading your way​